sábado, 3 de octubre de 2009

MAR ADENTRO



"Mar adentro, mar adentro. Y en la ingravidez del fondo, donde se cumplen los sueños se unen tantas voluntades para cumplir un deseo. Un beso enciende la vida con un relámpago y un trueno. Y en una metamorfosis mi cuerpo no es ya mi cuerpo. Es como penetrar al centro del universo. El abrazo más pueril y el más puro de los besos, hasta vernos reducidos en un único deseo. Tu mirada y mi mirada como un eco repitiendo sin palabras: más adentro, más adentro. Hasta el más allá del todo por la sangre y por los huesos. Pero me despierto siempre, y siempre quiero estar muerto. Para seguir con mi boca enredada en tus cabellos. "

Ayer viernes, estuve viendo esta película. Hacía ya mucho tiempo que no la veía, recuerdo que la primera vez fue en el cine, con mi hermana y mi tía. Por aquel entonces, lo que me impactó de ésta fue la gran profesionalidad de los actores,cómo se habían adentrado a unos papeles nada fáciles, los paisajes de esa tierra que tanto me gusta, la música, el gran trabajo de Alejandro Amenabar como director, productor, etc.
Pero unos días después, recordé un debate que abrimos en la clase de Ética en 2º de B.U.P. el tema no era otro que el de la eutanasia. El profesor que nos ladaba, nos pidió que hiciéramos una redacción sobre este tema, que no nos importara las diferentes opiniones que los demás tienen, que hablásemos por nosotros mismos, que ya teníamos una edad en la que podíamos empezar a tocar temas tan importantes y, a veces,tan delicados.
Mi opinión no ha cambiado mucho desde entonces, es más, creo que la he afianzado, puede que a algunas personas no les guste, puede que a otras sí, pero que son las opiniones sino colores? cada uno tenemos nuestro favorito y no por eso hay que enfurecerse ni dejarse de hablar, hay que convivir, respetar a cada uno, eso es realmente lo que hay que hacer.
Sé que es un tema delicado, que la sociedad lo ha intentado tapar un poco para que, como decía este porfeson mío, "no levante ampollas". Yo estoy a favor de la práctica de la eutanasia, sí, claro que para ello hay que sopesar mucho cómo es el estado del enfermo, cuál es su nivel de dependencia, su calidad de vida, y sobre todo darle la libertad al paciente de sí quiere seguir adelante o no, es realmente el enfermo el que decide porque es su vida, no la nuestra, vale que la vida sea un regalo de Dios, pero, si tenemos derecho a vivir, ¿por qué no tenemos derecho a morir dignamente? ¿es acaso mejor ver cómo sufre una persona por los dolores que tiene a causa de una enfermedad, dolores que son como puñales a que, de una vez pueda descansar tranquila? Son preguntas que me venían a la cabeza entonces y ahora.
Mi abuelo solía decir que cuando uno está enfermo, le tratan como un títere de teatro, no le dejan opinar,pensar, actuar, se lo dan todo hecho y eso no es, un enfermo, pese a su enfermedad sigue teniendo cabeza, sigue pensando y sigue teniendo sus propias ideas y éstas hay que aceptarlas, por mucho que nos pese en ocasiones. Él me dijo que no quería vivir con dolores contínuos, que eso no es vida, que es un martirio, que para eso era mejor morir y dejar de sufrir, que no quería vías, ingresos en hospitales, medicinas para alargarle la vida, etc. Mira por donde, murió sin enterarse, mientras dormía un poco antes de comer, murió realmente como él siempre quiso, sin sufrir, nada más, porque le llegó la hora.
De todo esto va a hacer en Enero 10 años y aún hoy me pregunto quién de la familia pensaba como él sobre este tema...
(Dedicado a mi abuelo)

10 comentarios:

MALDELTORDO dijo...

Uf! qué tema tan complicado...debe ser muy duro tomar una elección así. Yo supongo que no me negaría a evitar el sufrimiento de la persona querida, pero debe ser durísimo tomar una decisión así. Yo no vi el viernes la peli, pero el día que la vi en el cine, creí deshidratarme de todo lo que lloré, jajaja, qué lástima. Poca gente hoy en día, y menos de la edad que tuviera tu abuelo, piensa de esa forma. Un abrazo!

Ayla dijo...

Hola cielo:
Perdona que no te haya visitado antes, pero ahora, con esto del trabajo, el cole del niño, su agenda de actividades.... en fin, que se me amontona todo y la verdad es que paso poco tiempo delante del ordenador.
El tema que hoy tratas es peliagudo. Aparte de que levante ampollas, el que la vida sea un regalo de Dios y todas las coletillas que lleva consigo, pienso que ante todo la eutanasia es algo muy personal, algo que debe ser muy meditado y sopesado y también tratado con empatía, ya que es muy fácil juzgar a los demás cuando son ellos los que están pasando por ese mal trago.
Creo que nadie se plantea esa decisión si su vida tiene al menos un poquito de esperanza, o de alegría, o bienestar... Es algo que ya se tomará en cuenta cuando el dolor sea mayor que el placer, cuando no puedan defenderse solos, cuando sientan que están dando más trabajo que beneficio y que a lo suyo no le ven solución ni salida... Pura impotencia y desesperación... Y que encima tengan que escuchar que no puede decidir sobre su vida... tiene que ser muy duro.
Y contemplar como se muere en vida un ser querido sin poder hacer nada para arreglarlo.... eso es indescriptible. Porque claro, además de tomar la dolorosa decisión de ser la mano ejecutora, el tener que vérselas luego con la justicia... se las trae.
Es compicado. Como tú bien has dicho: "levanta ampollas".
Por cierto, y aunque esto no tiene nada que ver con lo anterior... me encanta la nueva imagen de tu rincón: te ha quedado precioso.
Un beso.

FEBE dijo...

Muy complejo el tema amiga,yo personalmente tambien opino como tu,uno es dueño de su vida y su cuerpo,es de lo único que somos dueños si te paras a pensar, así que hasta que no te pasa algo así creo que no se está nunca seguro de lo que hacer.Un beso.

Juan dijo...

Ese tipo de decision es complicada y dura, pero simepre hay que ponerse en la piel del otro y ver si fueras tu que harias y no hacerlo desde fuera. Un besazo.

Alatriste dijo...

Tu abuelo era un hombre sabio sin duda. Yo opino como tú. La vida no puede ser una condena para el hombre y sí un regalo. Mencionaste una de mis películas favoritas de siempre. Me encantó en su día cuando la vi y bueno, es que Amenábar me maravilla. Me parece el mejor director de este país con mucha diferencia sobre el resto. Almodóvar a su lado es un chiste. Pero bueno, doctores tiene la Iglesia. Un beso fuerte, amiga y ánimo para tu día a día. Espero que estés mejor. Hasta pronto.

Clarita dijo...

Mi cielo, la verdad es que no deja de ser un tema muy complicado, cada persona siempre es un mundo interior y los hay quienes están conformes con acabar con el sufrimiento innecesario y quienes prefieren continuar con la agonía dolorosa del paciente por razones "morales"...
Yo soy de las que opinan que la vida está para vivirla, disfrutarla, y querer hacerlo, en cuanto ésta, por alguna razón, se vuelve película en la que tu no eres partícipe, simplemente estás decorando una habitación, llorando todo el día de dolor, perdiendo la conciencia y sin apenas recordar tu propio rostro, o cuando no haces nada de esto, cuando simplemente tu respiración es el único sonido que recuerdan de tí, sinceramente, para esto, mejor descansar!

Tú piensa que tu abuelo se marchó como quería, dormidito sin enterarse, y que tú siempre estuviste ahí!!


Guapa!!!miles de besititos guapi!!!!

sonia7386 dijo...

Es un tema muy delicado pero yo estoy a favor de la eutanasia en ciertos casos como la chica aquella italiana que para la familia es duro pero despues de todo es la eleccion de cada uno sobre si mismo y mucha gente piensa que para estar asi es mejor no estarlo,... porque hay casos en los que incluso la familia descansa.

La Menina de la Reina dijo...

ala!!! qué guapo has dejado el blog, cómo lo has conseguido???? yo mira que he intentado veces hacerlo pero como no me ciña a lo que ya trae el blog no consigo nada de nada...en fin, voy a intentarlo a ver qué ocurre...en cuanto al tema que tratas, me abstengo ya que es un poco polémico....besitos y buen finde

Luchete dijo...

Tu abuelo era un hombre muy sabio, no tengo la menor duda... pero has de sentirte muy orgullosa de ello... y ser feliz... y no lamentarse pro las ocasioens perdidas... un abrazo, pasa buena semani guapa!

simplemente yo dijo...

Estoy de acuerdo contigo, yo vi a mi abuela sufrir y pedir por favor morirse durante todo un mes, y no se lo deseo a nadie. Besos