domingo, 26 de julio de 2009

GALICIA


Galicia me huele a mar, a eucalipto, a queimada, a lumbre donde se cocinan la mejor ternera del mundo.


Galicia me suena a gaitas, zanfonas o zanfonías, a pisadas, a voces dulces, gritos en las lonjas.


El que hable de Galicia es hablar de mi segundo hogar, aunque haga tiempo que no lo piso, Galicia es sinónimo de infancia, de miles de anécdotas de las que me acuerdo y de las que, por el paso de los años me las han ido recordando o han quedado plasmadas en fotografias guardadas en un caja debajo de mi cama. Esta terra verde es la culpable de que ame el arte, su música y, a las pruebas... su gastronomía. Galicia es la que me ha hecho fascinar por sus orígenes celtas, cuántas y cuántas tardes buscando información sobre esta cultura. Su música, bálsamo para mi alma, cura para mi cabeza, su simbología, fuente de ese poder enigmático que ejerce el triskel (ya hablé de él en el blog) en la persona que lo descubre. Sus bosques, remanso de paz, esa paz que quizá necesite hoy en día, la misma que me hace recargar las pilas con solo verlos, esas meigas que dicen que haberlas hailas, esos peregrinos llegando a Santiago... Galicia es tanto para mí que necesitaría estar horas escribiendo.


Siempre he dicho que las mejores vacaciones -aún no las he experimentado- serían estar unos días en las playas del Levante y/o Sur español y unos días después en el Norte, sobre todo en Galicia (desde que nací más o menos hasta los doce- trece años siempre he veraneado allí.


Durante unos cuantos veranos íbamos a una casa alquilada en Cangas do Morrazo, allí un matrimonio ya mayor, alquilaba dos de las tres casas que formaban la finca, el nombre de la mujer creo recordar que era Belia y tenían una perrita, Linda, a mí que de nunca me han gustado los perros, me las apañaba dándole alguna que otra galletita salada para que me dejara en paz. Puedo dibujar más o menos como era la casa. Luego, otros veranos los hemos pasado en Sanxenxo, Viveiro, Melón, Forcarey y algún sitio más pero yo era un bebé, con lo cual no me acuerdo de nada.


La última vez que estuvimos en Galicia mi padre, mi madre y yo (mi hermana no quiso venir), fue en agosto del 99, Año Xacobeo, recuerdo que fuimos tres días, nos alojamos en un hotel de Cangas, paseamos por el pueblo, viendo lo cambiado que estaba, y fuimos a Santiago, de ese viaje a Santiago tengo un sabor agridulce, dulce porque lo disfruté mucho más, sobre todo con mi madre y agrio porque por las colas que había en la Catedral no pude hacer los troques ni abrazar al Santo Apostol y yo iba allí con el firme propósito de hacer eso que no pude hacer... mi único deseo... ya imagináis cuál era.


La siguiente vez que fui a Santiago fue con una amiga de la universidad y parte de su familia, ahí si pude hacer el ritual, entonces era agosto del 2005, en febrero había terminado la carrera y mi único deseo era el de trabajar y... deseo concedido!! desde entonces no me ha faltado nunca (sobre esto bromeo con mi hermana diciéndole que tendría que haber pedido por partes iguales amor y trabajo, ya que ahora no dejan hacer el ritual en el Pórtico de la Gloria -si me equivoco que alguien me corrija-)


Espero volver pronto, lo necesito, necesito volver a recordar los veranos de mi infancia, necesito sentir esa humedad de la mañana al despertar, necesito oir esas gaitas por las calles, necesito oler esos altos eucaliptos que poblan muchas de las carreteras, simplemente, tengo morriña.


Este ha sido mi homenaje al Día de Galicia, aunque ya estemos en 26 de julio, hasta que no me despierte por la mañana, el día no habrá cambiado.



18 comentarios:

Alatriste dijo...

Conozco Galicia en profundidad, pues en varias ocasiones tuve la suerte de recorrer sus parajes y de caminar por sus pueblos y ciudades. Sin duda es una zona preciosa, con mucho encanto y con montones de cosas para ofrecer. Así que te alabo el gusto. Un beso muy fuerte y cuídate. Disfruta de este tiempo estival y descansa. Pásalo bien. Hasta pronto, niña.

Bego dijo...

Mi buen homenaje.
Un beso.

seo dijo...

ES QUE SOMOS LOS MEJORES¡¡¡¡¡

un beso mi niña y a disfrutar de esas merecidas vacaciones

muakkkssss

Juan dijo...

Es un recuerdo muy bonito. Un besazo.

sonia7386 dijo...

La verdad es que galicia es una tierra muy muy bonita, yo tambien he estado varias veces y la verdad que lo que me gustaria seria hacer el camino de santiago aunque antes tendria que practicar porque sino menudas agujetas jajajaja por cierto el post te ha quedado muy bonito!!!

MAMUCHA SILVIA dijo...

TENIA UNA TIA DE GALICIA, ME TRAJISTE RECUERDOS, NO LO CONOZCO PERO ES UN HERMOSO LUGAR, QUE VI GRACIAS A LA MAGIA DE LOS BLOG¡¡¡¡
BESOS , BUENA SEMANA

Alatriste dijo...

Estuve en la fiesta que te preparó Clarita y te dejé mis palabras y mi deseo allí. Espero que sea todo de tu agrado. Un beso muy fuerte y ánimo. No estás sola. Ahora, disfruta del verano y concédete una tregua. Cuídate. Mímate. Hasta pronto, guapa. Al final, a las buenas personas como tú, las cosas les terminan por salir bien. No pierdas la fe y haz caso de lo que te dice, Clara. Es una persona estupenda. Hasta la próxima huida.

LittleBell dijo...

Bueno amig@s, me voy a tomar unos días de vacaciones, hasta el 15 estaréen la playita y luego toca irse al pueblo, espero poderme conectarme allí y así leeros.

PASAD UN FELIZ VERANO, RECARGAD LAS PILAS Y SOBRE TODO, SED FELICES, MUY FELICES.

Un besito

La Menina de la Reina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alatriste dijo...

Disfruta del viaje y de las vacaciones, guapa. Creo que te van a venir genial estos días. Desconecta y olvídate de todo. Un beso y que jamás deje de llover en Santiago. Hasta tu vuelta.

simplementeyo dijo...

Vengo del blog de Clarita, y me ha gustado el tuyo. Volveré. Además coincidimos en muchas cosas, yo adoro Galicia, tb soy maestra (de educación especial) y mi resultado fue (otra vez) aprobado sin plaza... así q te entiendo.. Ánimo lo conseguiremos.... Besos

Deprisa dijo...

Galicia enamora, y todo el norte en general.

Si pudiera elegir un sitio para vivir probablemente me iría al Norte porque siempre que he estado allí me han tratado mejor que en ningún lado, claro que...una cosa es ir de vacaciones en verano y otra distinta pasar todo el año allí, incluido el invierno...

Pasé una primavera en Galicia y fue un bálsamo tremendo para mi vida.

Ojalá pudiera repetir la experiencia de oler esos bosques de eucalipto, de caminar por sus calles y perderme entre la simpatía de la gente.

¡Quiero ir a Galicia!

Un abrazo.

FEBE dijo...

Hola aunque hace tiempo que sigo este blog,nunca dejé un comentaro, hoy diré que espero pronto conocer Galicia pues todo lo escuchado de ella es bueno y quiero verlo con mis propios ojos. Me gustó mucho este blog, yo tambien tengo uno aunque ahora hace tiempo que no escribo quizas sea la calor no se, espero seguir entrando en este el tuyo, saludos.

Luchete dijo...

Ya sabes lo q pienso de tu oposición,..no creo q deba repetirlo,pero bueno...

Te debo un e-mail, q puede q te mande esta semani...jejeje...

Galiciame gusta...estuve hace dos añosen las Rías Baixas y me encantó..y este añoel camino de Santiago viendo la Galicia más profunda... qcañadiosmío....

Un abrazo grande y pasa buena semani guapísima!

Paula y Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
KaTe dijo...

Hola,

Te invito a que visites mi blog y que luego consideres dejarme algún comentario si así crees conveniente.
Suelo subir algunos de mis escritos y el de verdaderos poetas para compartir con ustedes – los blogueros- nuestros gustos por poesía, literatura, etc.
Gracias por tu valioso tiempo!!!

KaTe
www.casa-azzul.blogspot.com

Gitana de Arte dijo...

Hola!!! Por primera vez entro a tu blog y me ha gustado mucho... me hice seguidora. Así que ya tienes una seguidora colombiana.

y te tengo una invitación!!! Cuando tengas un ratico puedes pasarte por mi blog y me cuentas si te gusta.

http://palabracaidista.blogspot.com

Un abrazo!!!

Alatriste dijo...

¿Y tú cuándo vuelves? Se te echa de menos. Jo. Me tienes muy abandonado. Je, je, je. Espero que estés muy bien y que no llueva mucho por Santiago. Ja, ja, ja. Un besazo. Te espero.