miércoles, 25 de marzo de 2009

ÍTACA

Aprovechando que estoy de baja y que hoy me levanté algo mejorcilla, he decidido postear este cuentecillo que tantas veces nos recitaba mi profesora de Didáctica General en la Universidad... todavía la visualizo cuando fuimos a Salamanca de "excursión" y para evitar que nos durmiéramos, nos los estuvo recitando una y mil veces y, ahora que veo la tele, he visto un anuncio de un automóvil que recita apenas la primera línea de este texto.

"Cuando emprendas tu viaje a Itaca

pide que el camino sea largo,

lleno de aventuras, lleno de experiencias.

No temas a los lestrigones ni a los cíclopes

ni al colérico Poseidón,

seres tales jamás hallarás en tu camino,

si tu pensar es elevado, si selecta

es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.

Ni a los lestrigones ni a los cíclopes

ni al salvaje Poseidón encontrarás,

si no los llevas dentro de tu alma,

si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.

Que muchas sean las mañanas de verano

en que llegues -¡con qué placer y alegría!-

a puertos nunca vistos antes.

Detente en los emporios de Fenicia

y hazte con hermosas mercancías,

nácar y coral, ámbar y ébano

y toda suerte de perfumes sensuales,

cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.

Ve a muchas ciudades egipcias

a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente.

Llegar allí es tu destino.

Mas no apresures nunca el viaje.

Mejor que dure muchos años

y atracar, viejo ya, en la isla,

enriquecido de cuanto ganaste en el camino

sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.

Sin ella no habrías emprendido el camino.

Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.

Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,

entenderás ya qué significan las Itacas. "

3 comentarios:

Tinika dijo...

Que bonito Little no lo había leído nunca( fíjate tú) me ha encantado

"Más no apresures nunca el viaje.

Mejor que dure muchos años

y atracar, viejo ya, en la isla,

enriquecido de cuanto ganaste en el camino".

Preciosa ponte buena prontito que eso seguro que no es nada, y mira te viene hasta bien un descansito.
Mil besos mi niña.

Clarita dijo...

Anda, mejórate prontito o al menos espero que continúes mejorcita para así regalarnos cuentecitos como este.
Me ha encantado, lo desconocía y no tiene desperdicio!
Un placer volver a tu hogar!
Mil besititos curativos y un abracito fraternal!Cuidate mucho

Hedda dijo...

¿De baja? Vaya... pues mejórate.

¿Esto es un cuento?
Creo que lo ponen en un anuncio de algún coche en la tele...
pero aquí queda mucho mejor por supuesto :)

Nos leemos,
Hedda