domingo, 8 de junio de 2008

Carta a una futura profesora...

Querida futura maestra:

Sí, esta carta va dedicada a tí, a esa casi casi profesional de la docencia que en pocos días tendrá colgado su título en algún rincón de su habitación, a esa a la que hace sólo unas cuantas horas derramaba lágrimas al tener que decir "hasta luego" a los que han sido sus compañeros de viaje durante unos meses, a esa gran profesional que va a ser en un futuro extremadamente corto.



Sé que este texto no va a tener más palabras de las que ya te he podido decir en estos últimos meses, sólo puedo seguir dándote consejos, pese a que sólo te saco tres años de entrega en esta preciosa profesión, sin duda creo que es de los trabajos más bonitos, más enriquecedores, los que más alegrías le deparan a uno.



Quiero darte un consejo, cuando empieces a trabajar en esto, disfruta cada día como disfutastes el primero, cada momento es distinto, aquí no existe la monotonía, salvo que el docente quiera, nunca se va a dar la misma situación, quizás se puedan dar similares pero eso, similares... aprende de cada cosa que te aporten esos locos bajitos, no te puedes ni imaginar lo mucho que se aprende de ellos, sinceramente, cuando finalizo mi jornada, creo que yo he enseñado mucho menos de lo que yo he aprendido.


Ten paciencia, mucha paciencia, lo bueno de ser profesora, es que puedes acabar el día enfadada pero volver al día siguiente con una sonrisa de oreja a oreja, es lo gratificante de la profesión... cuando digo paciencia, no sólo te hablo de la que debas tener con los niñ@s, sino con todo el mundo inmediato que se mueve a su alrededor, verás y tendrás de todo (en la variedad está el color)




A veces esas pequeñas criaturitas, te llamarán por tu nombre de pila, profe, seño; pero también se les puede escapar "mamá, tía, abuela...", cuando eso ocurre me hace gracia porque enseguida se dan cuenta que se han equivocado y te miran con esa sonrisa pícara dibujada en su cara como diciendo "uyy,me he colado".


Disfruta cada día al máximo, empápate los oídos con sus risas, las manos cuando hayas de secarles las lágrimas y no te olvides que con un beso, un achuchón se les pasan todos los males y, de haber males mayores di las palabras mágicas "cura sana, culito de rana, si no te curas hoy, te curarás mañana" y ya verás como salen correteando para jugar de nuevo.




Creo que con esto, tendrás suficiente por el momento... ya verás como vas a ser una grandísima profesional,pues ya lo eres.



Fdo. la "teacher"

7 comentarios:

sophie dijo...

GRACIASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS!!!
MADRE MIA, Y CON LA CANCION DE FONDO QUE TENGO, A BUENAS HORAS ME PONGO A LEER, TIA MUCHISIMAS GRACIAS, POR TUS CONSEJOS, VIVA LA POSITIVIDAD, OJALA DIOS KIERA KE TODO VAYA BIEN, NUNCA OLVIDARE A MIS NIÑOS/AS NI A MI MAESTRA, YA LOS EXTRAÑO MUCHISIMO,:( TAMPOCO OLVIDARÉ A MIS MEGAA COMPIS, NI A PERSONAS COMO TU QUE ME APOYAN EN TODO MOMENTO...MUCHAS GRACIAS DE VERDAD POR TUS ANIMOS Y POR ESTA PRECIOSA ENTRADA KE ME HACE UN POKITO MAS FUERTE, ;)!!
UN BESITO!!

Carlos Becerra dijo...

Little bell:

Que nota tan bonita y realista has escrito !!!!!

Resumes la esencia de la docencia con términos sencillos, y te juro que me has permitido imaginar y visualizar un aula llena de "esos locos bajitos" de forma completa y grata.

Tengo varios amigos / as docentes, y he observado que es una profesión que exige un alto contenido de vocación, es una labor que sin ese elemento se torna impracticable.

Además, España se ha convertido en la ultima década en una nación éticamente heterogenea, y en ese contexto de "crisol de razas" la tarea educativa, y la relación entre educador y educando se hace mas difícil, y allí es esa "vocación" la que dará energía y creatividad para seguir adelante y volver al día siguiente a clases.

Little bell, un placer visitar tu blog, y prometo volver.

Atte:
CarlosHugoBecerra

Tinika dijo...

Gracias a Dios todavia queda gente como tú. Te lo dije cuando te conocí y te lo vuelvo a repetir: Sois dignos de toda mi admiración, por batallar cada día con los peques y hacerlo de la forma que describes.
Ayyy Little que hoy aquí en Madrid está el día muy tristón y se me escapan otra vez las lagrimillas. Madre mía que tontona estoy.

Buenos consejos a esa futura profe amiga.
Muchos besotes

boyzen dijo...

Qué emotivo me ha parecido, demuestras ser alguien muy humano con palabras asi, bravo por ti y por la persona a la que va dirigida.
un besote a ambas!

© loki vinodelfin dijo...

Muy linda la carta. Dirigida con mucha sensibvilidad y cariño hacia un trabajo tan importante en la sociedad. Lo se por cercanía y lo valoro cada día más. Sólo un pero...No me gusta que se utilice la palabra "profesora"..Hoy y siempre defenderé la palabra "maestra"..

Quedas invitada a mi mundo si lo deseas.

Besos de loki vinodelfin.

LittleBell dijo...

Muchas gracias a tod@sde verdad, me alegra que este post os haya gustado y haberos hecho reflexionar sobre esta profesión tan poco valorada en nuestros días.

Sophie, que voy a decirte que no te haya dicho ya jajaja, todo lo que tenía que decirte ha quedado ya escrito para siempre. Un besote corazón.

Carlos, gracias por pasarte por mi rinconcito, siempre serás bienvenido a este blog. Un abrazo.

Boyzen, creo que tú y yo conocemos a la persona a la que va dirigida la carta jajajaja, verdad??? Me alegro también que te haya gustado, por cierto, por haber leído de noche tu últmo post no paro de darle vueltas a la cabeza jajajaja, ya estás escribiendo algo más alegre!!! jajajaja. Un besote para tí también.

Loki vinodelfin: llevas toda la razón, a mi me gusta mucho más lapalabramaestra que profesora, es mucho más bonita y descuida que pasaré por tu blog. Un saludo

sonia7386 dijo...

No te puedes imaginar lo que me ha gustado el post este, pero es que me toca de cerquita jeje.

Un día recibí un email de una compañera que creo que tenía toda la verdad, a los profesores hoy en día no se les considera bien, y en verdad realizan infinidad de labores, no solo enseñar y ser profesores, sino también son psicólogos, orientadores, ayuda para padres y madres no solo para los niños, en ocasiones "médicos" y un sin fin de cosas más que luego en la vida diaria no se reconocen y se pasa a decir "que bien viven los maestros con tantas vacaciones" no se si habrás visto alguna vez ese email, pero si quieres te lo enseño.

En cuanto a tu post, es muy bonito, y esta muy bien relatado, yo también creo que esos enanos dan más alegrías que otras cosas, y muchas veces he dicho que aunque llegues al cole de casa enfadada, con mal día, que no te encuentras bien etc, siempre te arrancan una sonrisa con la minima cosa y se te pasan todos los males.

Un saludo.